lunes, diciembre 03, 2012

Mario Mactas. Así como tiemblan las piernas de mi amada

El amante de la psicoanalista es una novela o novelita bastante original que después de un par de lecturas me gustó y que ví reeditada así que no le ha ido mal.
Ahora se publica esta obra y en el título y la tapa se notan las ganas de aprovechar la buena imagen dejada por la novelita anterior. Y el contenido resulta ser también una continuación; el protagonista es el Mosca, poco tiempo después de acabar su aventura con la doctora Hitler. Más aun, hay capítulos y personajes que solo tienen sentido en función de su pasado y que no aportan nada (Babette y los chicos) o nada interesante. El ejemplo más claro son las cartas insultantes de Babette que funcionaron de maravillas pero que ahora son solo anexos innecesarios.

La novela trata de el Mosca que es muchas cosas pero seguro que no un ciudadano modelo ni un caso de éxito de self-coaching: alcohólico alienado creativo paranoide adicto ansioso cínico hipocondríaco cincuentón, y que ve con claridad que el futuro será peor. Irremediablemente todo será peor y encima, habrá un final. ¿Hay qué gastar la vida ya a todo trapo o ahorrar para algún futuro probable imponderable?

Calificación: buena.


¿Hay qué gastar la vida ya a todo trapo o ahorrar para algún futuro probable imponderable?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario