martes, octubre 09, 2012

Mario Levrero. El alma de Gardel

Estas páginas se venden empaquetadas como una novela pero no es una novela. Son unas pocas líneas de un personaje que podría ser el mismo viejo de La novela luminosa, que recuerda y olvida pequeñeces de una trivialidad pasmosa (dije pasmosa no genial).
Calificación: tan breve como inútil.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario