viernes, agosto 31, 2012

Vladimir Sorokin. El hielo

Segunda novela que leo de Sorokin y elegida con toda intención de leer algo fácil. En efecto los capítulos se despachan con rapidez. Entre mafiosos y adolescentes está pasando algo extraño. Ambos grupos hablan con su jerga de malas palabras y deformaciones que es traducida al “más crudo argot madrileño”. El resultado es insoportable. Pero la acción es incesante. La violencia y el sexo abundan, pero el quid es el suspenso. ¿Qué está pasando? Hay algo parecido a una secta cooptando reclutas. ¿De qué se trata, qué es el hielo, qué es el martillo de hielo con el que golpean a los candidatos? El lector llega a la página 200 sinceramente interesado.
(En ese momento tuve la mala suerte de consultar la contratapa donde se revela lo que en el libro lleva más de la mitad sin siquiera insinuarse. ¿Quién fue el inútil que escribió la contratapa? Cuanta falta de respeto al lector verdadero. Es más, en el primer renglón hay una mentira “Una ola de brutales asesinatos sacude Moscú.” Los de Alfaguara serán buenos vendiendo libros pero que falta de cariño por la verdad.)

La primera parte es un collage variopinto que plantea un misterio. La segunda parte corresponde al relato de una rusa apenas púber en su aldea ocupada por los alemanes durante la segunda guerra. De allí es llevada entre muchos prisioneros y resulta elegida. Entra en la secta, y durante el comunismo trabaja infiltrada en el gobierno. Cual logia masónica la secta persigue sus propios fines. Hasta el fin del comunismo el relato de la guerra y las dictaduras soviéticas, y los manejos de la policía secreta mantienen el interés del lector mientras se descubre la verdad de el hielo. Esta segunda parte sirve explica los misterios de la primera, aunque los personajes inciales no vuelven a aparecer. Pero el misterio resulta bastante absurdo.
En el corto epílogo se va unos años hacia adelante y quizás se cuenta el final del grupo de los elegidos.

Calificación: muy buen inicio, muy flojo final.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario