lunes, agosto 06, 2012

Bohumil Hrabal. Anuncio una casa donde ya no quiero vivir


Son relatos sin relación entre sí pero todos con el mismo paisaje, la Checoeslovaquia de la posguerra, en construcción y en destrucción, el tiempo nuevo del paraíso comunista, los obreros que siguen esperando ser gobierno, los recuerdos de la guerra, la ocupación.
Es un momento de dislocación, se funden estatuas, se barren los deshechos, y los relatos de Hrabal son arrastrados por la misma confusión. Permanece en la memoria del lector la melancolía, el sabor triste del final, de todos los finales. Pero hay algo más, la permanencia de ciertos poderes, estructuras supérstites, que mantienen la sartén por el mango, y los obreros que curvan las espaldas son los mismos de siempre.
Calificación: buena.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario