viernes, abril 06, 2012

Neil Gaiman. American gods

En la última semana de su condena en prisión Sombra es llevado con el director. Es liberado anticipadamente porque su mujer acaba de morir. Fuera de la cárcel es contratado por un desconocido llamado Wednesday para tareas generales en la preparación de una batalla. Porque Wednesday es un dios, uno de los viejos dioses, cuyo poder mengua sin remedio mientras se encumbran los dioses nuevos. Sombra acepta sin asombro, nada puede conmoverlo después de la muerte de su mujer en un choque con el pene de su jefe y amigo en la boca.
Los dioses pueden morir y sobre todo pueden desfallecer: su alimento es la adoración.
Además de los trabajos de Sombra, hay interludios con historias de otros dioses, sus destinos y sus mudanzas al nuevo continente. Vienen de Europa, Asia y África, No hay aporte de Oceanía. Esas disgresiones ayudan a poner la historia dentro de un universo más grande del cual se conoce solo una parte. Toda la novela es narrada sin explicaciones; técnica a mi entender bastante eficaz para darle misterio aunque he leído alguna reseña que acusa a Gaiman de no poder mantener el ritmo y la claridad. No comparto la objeción.
En la última parte se descubre que hay mucho más de lo que parecía en cada episodio y cada personaje. Se torna bastante enmarañada, incluyendo varias resucitaciones (en general odio ese recurso).
Novela de aventuras, suspenso, misterio y fantasía.
Calificación: muy buena.
(*Kindle) 
Algo más, para los que ya la leyeron: muy buen personaje el búfalo de la tapa .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario