miércoles, abril 25, 2012

George R. R. Martin. Tormenta de espadas

Continúa la historia de la canción de hielo y fuego:
Calculo que voy por las dos mil páginas leídas y noto algunas repeticiones. Pero también aparecen personalidades nuevas, por ejemplo Brienne, mujer fea y estúpida pero fuertísima guerrera.
El autor no tiene problema en liquidar protagonistas. ¿Llegará alguno de los primeros al final?
Otra cuestión, cuando llegue la versión filmada ya sé quienes vencerán y quienes morirán. Hay que ver si empaña la serie este conocimiento (quizás no).
Del libro 1 todos recuerdan el capítulo brutal en que muere Stark. Bueno, en estos dos tomos hay varios momentos así. Tremendos episodios de traición. La traición y el destino son los principales temas.
Calificación: muy bueno.
(*Kindle)

jueves, abril 19, 2012

Media hora de literatura en tevé

Ya ví un par de estos y son muy buenos. 

http://vimeo.com/user10351268/videos

El escritor Pedro Mairal y el historietista Juan Sáenz Valiente tienen que re-editar las mejores obras literarias de nuestro siglo XX en formato de historieta. Mientras buscan avanzar con el trabajo para cumplir con los tiempos que le imponen los editores, Juan y Pedro se mezclan sin querer con la trama y los personajes de los libros.

miércoles, abril 11, 2012

María Esther de Miguel. Ayer, hoy y todavía

Memorias de la escritora María Esther de Miguel, que nació en un pueblo muy pequeño de la provincia de Entre Ríos en 1925, y escribió este libro entrando en el siglo XXI, bastante mayor entonces.
Fue novicia aunque mucho no nos cuenta. Se casó y no tuvo hijos pero tampoco lo dice. Cuenta varias cosas de cuando fue chica, de sus padres. Intercala algunos relatos escritos en otras épocas (que no aportan nada). Un poco de la vida del pueblo nos deja conocer.
Cuenta algunas historias de su vida pero se dispersa charlando de sí mismo, del paisaje urbano, y de lo que piensa, tampoco sin llegar muy profundo.
El capítulo donde más se ciñe a episodios ajenos, en el que cuenta los suicidios que conoció, es bastante bueno.
En el último capítulo cuenta sus problemas de salud y dice que los médicos todavía la tienen que revisar a fondo.  Pero ella está esperanzada, sabe que en esta vida o en la otra, Dios no falla.
Murió en 2003 de cáncer de colon.

Calificaciòn;  bueno.

viernes, abril 06, 2012

Neil Gaiman. American gods

En la última semana de su condena en prisión Sombra es llevado con el director. Es liberado anticipadamente porque su mujer acaba de morir. Fuera de la cárcel es contratado por un desconocido llamado Wednesday para tareas generales en la preparación de una batalla. Porque Wednesday es un dios, uno de los viejos dioses, cuyo poder mengua sin remedio mientras se encumbran los dioses nuevos. Sombra acepta sin asombro, nada puede conmoverlo después de la muerte de su mujer en un choque con el pene de su jefe y amigo en la boca.
Los dioses pueden morir y sobre todo pueden desfallecer: su alimento es la adoración.
Además de los trabajos de Sombra, hay interludios con historias de otros dioses, sus destinos y sus mudanzas al nuevo continente. Vienen de Europa, Asia y África, No hay aporte de Oceanía. Esas disgresiones ayudan a poner la historia dentro de un universo más grande del cual se conoce solo una parte. Toda la novela es narrada sin explicaciones; técnica a mi entender bastante eficaz para darle misterio aunque he leído alguna reseña que acusa a Gaiman de no poder mantener el ritmo y la claridad. No comparto la objeción.
En la última parte se descubre que hay mucho más de lo que parecía en cada episodio y cada personaje. Se torna bastante enmarañada, incluyendo varias resucitaciones (en general odio ese recurso).
Novela de aventuras, suspenso, misterio y fantasía.
Calificación: muy buena.
(*Kindle) 
Algo más, para los que ya la leyeron: muy buen personaje el búfalo de la tapa .

lunes, abril 02, 2012

Cormac McCarthy. La carretera

Tenía ganas de leer este libro, Pulitzer y best seller de 2007, muy recomendado, aunque no esperaba mucho (sospechaba un paso en falso de Cormac McCarthy facilitando las cosas a sus nuevos lectores, empezando por la longitud del libro).
La trama es interesante y mas o menos mantiene el suspenso, aunque los personajes padre e hijo son algo ridículos, buenos a lo Roberto Benigni. La enfermedad del padre está bien lograda, y cada tanto logra transmitir un poco de angustia. Pero todos los episodios de hambre y desesperación son bastante flojos; recuerdo a los personajes de London pasando hambre y digo que tengo que releer esos cuentos una vez más.
El padre y el hijo caminan hacia el sur y hacia el mar por un mundo en ruinas, abrasado, unos años después de su instantáneo derrumbe, que nunca se explica. Las explicaciones son parte grata del género ciencia ficción, aunque absurdamente hay que intentar explicar las cosas. Esa ausencia se hace notar. Quedan entonces los episodios del viaje que se resuelven casi siempre huyendo; porque los poquísimos sobrevivientes se alimentan unos de otros. Todo está quemado, la tierra cubierta de cenizas, y años de saqueo e incendios han arrasado los almacenes.
Otro temita, el estilo de McCarthy: se hace notar constantemente: muy molesto. El autor no debería estar a los gritos, vean como escribo, vean como serrucho las oraciones, vean como meto punto seguido sin parar, y ahora vean como también sé escribir un largo párrafo lírico, llenos de imágenes y metáforas. Molesto.

Calificación: bueno.