jueves, noviembre 10, 2011

Carson McCullers. Reflejos en un ojo dorado

El gran talento de McCullers es crear o dibujar personajes y en pocas líneas darles vida, y poner al lector a compartir su devenir. En esta corta novelita pasa lo mismo. Hay varios personajes relacionados por el matrimonio, la infidelidad, y el amor.
Quizás le reste un poco de potencia el cambio de costumbres de la sociedad. Hay varios personajes demorados por la indefinición sexual y la ignorancia de sus posibilidades. En este siglo XXI la cuestión sexual es moneda corriente y no se puede alegar ignorancia sobre ninguno de sus aspectos. Esos asuntos aparecen antiguos en la novela.

Calificación: muy buena. Aunque más no sea por las dos mujeres casadas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario