viernes, noviembre 25, 2011

Daniel Mason. Un país lejano

Así como Hollywood mezcla incas y aztecas cuando quiere transmitir civilizaciones precolombinas, de semejante manera Daniel Mason mezcla todo lo que se espera en una novela de pobres.
Algunos disparates: viven en un páramo, un desierto donde apenas llueve quizas un año y otro no, pero viven de la cosecha de caña. Si no se conforman con ser pobres campesinos pueden ir a recolectar caucho a los grandes ríos o ser buscadores de oro. El hambre los obliga a comer cactus pero ñandúes rascan el piso de las casas.

En cuanto a los personajes y la trama -pobres arrastrados por la correntada capitalista- no tienen brío ni mayor carisma.
Todo el libro es fácil de leer y los primeros capítulos prometen cierto suspenso.
Calificacion: mala.

miércoles, noviembre 23, 2011

Ítalo Calvino. Por último, el cuervo

Treinta cuentos cortos escritos entre 1945 y 1949, que funcionan casi todos como retratos. Más importante que los acontecimientos son los personajes. Todos italianos, un poco antes de la guerra y durante ella algunos. La mayoría campesinos y pastores, viejos y jóvenes, y casi todos pobres. Algunos menesterosos, algunos ricos o burgueses. No parece que Calvino quisiera forzar la cuerda de la pobreza, parece que en efecto eran tiempos de carestía, de trabajo manual en todo momento. Mulos, ovejas y cabras pueblan las páginas.
Calificación: muy bueno.

jueves, noviembre 17, 2011

Julio Llinás. El fervoroso idiota

Julio Llinás repasa su vida, los años posteriores a su juventud, cuando dejó la poesía y -aunque excéntrico- se casó y trabajó en grandes empresas, en la Argentina de los 60 y 70. Tuvo hijos, se divorció, bebió, nunca tomó drogas (otras drogas puede decirse). Todos esos años a disgusto, con el mundo, consigo mismo.
Encontré interesante repasar algunas cosas del país, y quizás la vida del autor. Pero sin una prosa inspirada (algunos momentos buenos tiene) no parece una novela para el recuerdo.

Calificación: regular.

jueves, noviembre 10, 2011

Carson McCullers. Reflejos en un ojo dorado

El gran talento de McCullers es crear o dibujar personajes y en pocas líneas darles vida, y poner al lector a compartir su devenir. En esta corta novelita pasa lo mismo. Hay varios personajes relacionados por el matrimonio, la infidelidad, y el amor.
Quizás le reste un poco de potencia el cambio de costumbres de la sociedad. Hay varios personajes demorados por la indefinición sexual y la ignorancia de sus posibilidades. En este siglo XXI la cuestión sexual es moneda corriente y no se puede alegar ignorancia sobre ninguno de sus aspectos. Esos asuntos aparecen antiguos en la novela.

Calificación: muy buena. Aunque más no sea por las dos mujeres casadas.

viernes, noviembre 04, 2011

Julio Llinás. De eso no se habla

Varios cuentos, muchos de campo, alguno de pueblo y uno de reflexión, que hace el poeta cuando llega a los cincuenta años. Todos muy buenos, cruzados de cuestiones esenciales, clásicas: el amor, el destino, la identidad.

Calificación: muy bueno.