domingo, agosto 28, 2011

César Aira. Fragmentos de un diario en los Alpes

Diario impersonal con apuntes y reflexiones sobre la representación, el arte y algunos autores y libros. Justo los temas que arriesgamos que podrían interesar a César Aira si estuviera unos meses en los Alpes. También sobre alguna comida como corresponde al viajero: el comentario gastronómico es una obligación; a veces lo único memorable de largos y cultivantes viajes son ciertos platos.

El cine fue la máxima complicación tecnológica comprensible. Es mecánico. Se puede hacer cine "a mano" ─como lo demuestran precisamente estos antecedentes, que puede fabricar un niño (en el jardín de infantes hacen taumatropos, y flip-books).
Lo que me lleva a fantasear con otra cosa: ¿cuáles fueron los juguetes que precedieron a la música, a la pintura? ¿Cuáles fueron los juguetes maravillosos y conmovedores que anunciaron, toscos e imperfectos, a la literatura? ¡Qué no daría por verlos, por tenerlos! Y quizás los tengo, y no lo sé, y eso hace incurable mi nostalgia.


Muy breve, y me gustó. Está escrito con claridad e inteligencia y es una grata lectura.

lunes, agosto 22, 2011

Leonie Swann, Las ovejas de Glenkill

Grata novela que empieza llena de ingenio, pero después pasa a ser francamente divertida a medida que nos amigamos con los integrantes del rebaño de George, el pastor que amaneció asesinado, y cuya muerte las ovejas se han propuesto resolver y a través de las cuales y su limitada u ovejuna visión del universo los lectores vamos descubriendo el mundo de Glenkill, en episodios ovinos más que cómicos hasta que una auténtica novela se despliega para culminar de felicísima manera con mucho más que el crimen resuelto al británico estilo de Agatha Christie, no obstante la alemana sangre de la autora, que nos regala con un epílogo de lujo.

Calificación: muy buena.

viernes, agosto 05, 2011

Guillermo Saccomanno. Animales domésticos

El cuento que da nombre al libro es muy bueno: un matrimonio tiene un par de animales, se comunican y pelean sobre ellos, pero resulta (spoiler) que los tienen desde que sus hijos murieron de un modo espantoso.
El resto de los cuentos no es muy bueno (alguno muy aburrido); creo que el autor quiso escribir sobre la vida prosaica pero todavía le faltaban años y calle.
Calificación: regular.