lunes, junio 20, 2011

Christopher Priest. El mundo invertido

Novela muy bien llevada, de ciencia ficción pero con su atractivo principal en las antípodas de la cf, en el misterio.
La cf es un género lleno de hermosas explicaciones y en esta novela el atractivo principal es el misterio, lo cual no debe entenderse como un defecto ni una ausencia. Y en el final todo se aclara con una explicación llena de ciencia ficticia.
Los habitantes de la ciudad viven para desplazarla. Van montando rieles en el terreno y sobre ellos la ciudad avanza de sur a norte, tratando siempre de ubicarse bajo un óptimo, un cénit bajo el cual no hay distorsión, y que tampoco está fijo. La ciudad está organizada en gremios. Helward Mann se anota en el gremio del Futuro. Una vez que dejan de ser aprendices viajan al pasado y al futuro, es decir, al norte y al sur (¿no es maravillosa esa idea?). La ciudad en su marcha atraviesa regiones poblada de nativos que viven en medio de la miseria y trabajan para la ciudad a cambio de alimentos (sintéticos), medicinas y artefactos. Hace generaciones que lentamente se desplaza la ciudad.
El gran acierto de Priest es que nadie sabe en principio por qué hay qué hacerlo. Los más viejos le dicen a los jóvenes que ya lo sabrán. Los más jóvenes dudan y aprenden. Los habitantes que nunca salen al exterior saben menos que nadie. Los gremios tienen fuertes juramentos que obligan al secreto.
Cuando Mann viaja al sur comprende algo que es increíble, que por lo tanto no puede ser transmitido y creído. En resumen, el universo se distorsiona al sur del óptimo, y para no ser despedazados es que no deben alejarse de su influjo. Así se entiende la misión de la ciudad. Pero además los habitantes serían descendientes de perdidos de otro planeta, llamado Tierra, del cual quizás lleguen algún día los rescates.
La ciudad atraviesa parajes con nativos hostiles, y es muy dañada por los incendios. Arriban a un río de fuerte oleaje del cual no se divisa la orilla de enfrente. El gremio de los constructores de puentes no sabe cómo seguir. Los que conocen la verdad saben que o perecen en el agua o la ciudad será barrida, que no hay opción.

Calificación: buena. Recomendación de ECP.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario