viernes, abril 29, 2011

Kjell Askildsen. Un vasto y desierto paisaje

Son relatos breves de episodios no muy claros pero indudablemente infelices. La contratapa menciona a Carver, y creo que con acierto. En Carver hay muchos divorcios y aquí hay más bien desamor fraternal.
Calificación: regular.

Me gustó un cuento, Comodín, en que una infidelidad se adivina porque la mujer quema a escondidas un naipe. En esos días Joachim ha muerto, y el novio de la mujer no puede dejar de relacionarlo con el naipe que falta (un bufón con un as en la manga).

sábado, abril 23, 2011

Rafael Pinedo. Plop

Todo se fue al demonio, hubo un apocalipsis o llegó el Götterdämmerung, algo ha pasado.
Existen sobrevivientes.

Cada tanto, muy de vez en cuando, para de llover por un rato.
[...]
El suelo siempre es plano. Debajo de la basura siempre es plano.
La Llanura, la llaman. El horizonte está apenas cortado por grandes pilas de escombros y basura.

El Grupo es uno de los pocos que habita la Llanura. Nacé un bebé y la vieja Goro lo levanta del barro, lo cuida un poco y sobrevive. Lo nombran Plop.
Esta es la vida de Plop, de la vieja Goro, de la Tini, del Urso, la Guerrera y la Esclava, Raro, Rara, y Rarita. Son personas, hechas con los mismos genes que usted y yo, en un ámbito nuevo, muy inhóspito.

Rafael Pinedo escribe como un cronista desapasionado y no toma partido. ni a favor ni en contra de sus pobres criaturas.
Decíamos, Plop, un chico, luego un hombre, con ambición y talento, nada del otro mundo, y ese es el tema, el increíble tema de esta novela: el mundo nuevo; la nueva geografía, hecha de barro, lluvia, basura, óxido, contaminación; con su fauna de perros cimarrones, ratas y gatos salvajes.
Y la nueva sociedad, construida con recuerdos, con su Comisario General, con castas, rituales, fiestas, tabúes. No obstante la miseria, el hambre y la guerra, perdura el trueque. Poco más se deja reconocer. Las costumbres son tan arbitrarias como las actuales, pero son otras. Y hay mucha crueldad. La muerte es popular, el hambre mucha, así que nadie piensa que la vida es sagrada, todo lo contrario. Pinedo cuenta impávido escenas que pueden perturbar la sensibilidad del lector. Quede el futuro lector advertido.

Calificación: fascinante.

El librito es muy corto y está escrito sin adornos. Es todo contenido contante y sonante. Por eso cualquier comentario es casi adelantarlo por completo. Entonces, si van a leerlo no busquen antes en Internet, déjense sorprender.

Otros apuntes:
Transparente homenaje a Angélica Gorodischer, en el papel de la vieja Goro, una de las pocas personas que sabe leer.
Plop y Rarita juegan a las estatuas, como en el famoso cuento de Cortázar. Yo nunca ví ese juego fuera de los libros, pero ha de ser una cuestión generacional. Pinedo es de 1954, o sea, bastante mayor.
La foto de la tapa, terminada la novela, es perfectamente reconocible para cualquier argentino: es una caja metálica, oxidada, de galletitas que se vendían al peso. Muy buena elección.

martes, abril 19, 2011

Bohumil Hrabal. La pequeña ciudad donde el tiempo se detuvo

Relata un niño de ocho años la vida de su padre y su tío (hermanos). El padre es gerente de una cervecería, está casado con una hermosa mujercita, es honesto y aburrido; su tío Pepi es obrero en la fábrica, gasta todo su tiempo en tabernas donde solo sirven mujeres, y vino a pasar quince días pero nunca se fue.
Es un libro de pretensiones cómicas, y hace reír mucho mucho. ¿Qué más se puede pedir?
Después llegan los alemanes, se van, llegan los rusoso, impera el socialismo, la cervecería pasa a ser del pueblo, los años desgastan al tío Pepi. Toda la novela se tiñe de nostalgia, de tristísima melancolía, es el ocaso de las vidas. El lector sensible puede soltar una lágrima.

Calificación: excelente.
Edición de Ada Korn en los años ochenta: muy buena; ya no se hacen libros con tanto acierto, ni con tan buen papel.

jueves, abril 14, 2011

John Kennedy Toole. La Biblia de neón

Novelita intrascendente que no amerita ni el pequeño esfuerzo de terminar sus pocas páginas, porque nada se puede reconocer del genio de Toole. Cuya Conjura, sea dicho de paso, sigue entre los libros mas vendidos en Buenos Aires, desde hace años.
Calificación: regular.

lunes, abril 11, 2011

Gene Wolfe. La ciudadela del autarca

Este es el cuarto libro de la serie del Libro del Sol Nuevo. Quien ha llegado a este volumen sabe que puede esperar. La historia de Severian pasa a ser parte de el Gran Juego, realidad que incluye entidades que saben salir del universo y volver a entrar en él; la historia es magníficamente compleja.
Severian da por terminado su relato en el final.
Calificación: muy bueno.

sábado, abril 09, 2011

Kressmann Taylor. Paradero desconocido

Se vende como novela epistolar, pero por su brevedad decirle cuento es más apropiado. Las cartas son en el principio un medio de comunicación y luego el instrumento de una venganza.
Calificación: bueno. Un cuento simple y redondo.

No parece escrita en 1938. De punta a punta refleja el pensamiento actual sobre el III Reich. Curioso.

lunes, abril 04, 2011

Leonardo Sciascia. Cándido o un sueño siciliano

Es una novelita interesante, que comienza con el fin de la segunda guerra mundial, cuando nace Cándido, que resulta un niño bastante monstruoso, a saber, va por el mundo sin conocer la mentira, el disimulo o la sutileza. Va a lo bestia. Obviamente termina mas o menos desterrado por los unos y los otros, ¿quién soporta la verdad todo el tiempo?
En el final, la novela se contamina con los avatares de los comunistas en Europa, y sus desgracias a medida que se fue conociendo la vida corriente en la URSS.

Calificación: bueno.