lunes, octubre 04, 2010

Gabriel Báñez. Hacer el odio

Este libro se publicó en 1985 y transcurre en los años anteriores. El protagonista -Damián Daussen- cursó tres años de seminario antes de abandonar la carrera. Ahora es sereno en un facultad. Vive en una pensión. Pinta esvásticas en las paredes, pero se acuesta con Raquel, una chica judía, y de a poco le pega cada vez más. En la pensión hay un provinciano que toca la guitarra y es activista. La policía se lo lleva pero no se sabe si vive o muere, ni donde se encuentra, está desaparecido.Damián no tiene sentimientos ni planes ni empuje ni nada; menos, futuro imaginable. Raquel queda embarazada y marcha a Israel. Hasta aquí la primera parte.
El libro entero peca de antigüedad. Quizás en esa época era común considerar un noviazgo por la calidad de las felaciones incluidas, quizás era común medir un hombre por su odio a los judíos. Las formas de la época siguen marcando el tono: Damián tiene relaciones con una escolar de 13 años, lo delatan a la policía que lo picanea y tortura solo por rutina; también lo liberan por reclamos de amistad. El comisario como autoridad divina es otra marca de época (pretérita).
Damián recibe consejos de un viejo relojero inválido, un tal Macías (este personaje será el protagonista de Los chicos desaparecen,pero aquí hace de viejo sabio y da consejos llenos de maldad).

La escritura de Gabriel Báñez me gusta, tiene un estilo propio que mantuvo a través de los años.

El título es feo, y la edición también (el tamaño incómodo, el papel barato).
Calificación: regular.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario