viernes, septiembre 17, 2010

Neil Gaiman. El libro del cementerio

El hombre Jack mata al padre, a la madre, al hermano mayor, pero el bebé gatea hasta el cementerio y es adoptado por los habitantes del cementerio, los muertos allí enterrados. Silas (que no está ni muerto ni vivo) será su tutor. Así comienza una de las mejores novelas de aventuras que leí en los últimos tiempos.

Hay muertos, y personas, una bruja, está Silas y la señorita Lupescu, y algunos seres más.
No le falta ni le sobra nada. Sobre todo no sobran explicaciones. Gaiman no explica casi nada, y logra la suspensión de la incredulidad de principio a fin.
¿Cuál es el elogio mejor para una novela de aventuras? Llevarnos a su mundo, sufrir con los personajes, y querer que no termine.

Calificación: excelente.

1 comentario:

  1. Me ha encantado esta novela. La verdad es muy buena y quisiera saber si habrá una ¨segunda parte¨

    ResponderEliminar