sábado, julio 31, 2010

Matilde Sánchez. El Dock

La primera sensación es el gusto de estar leyendo algo muy bien escrito. Con prosa medida, clara y armoniosa, en tono clásico, la autora comienza con la historia. Relata en primera persona una mujer joven, sin compromisos, acompañada por un médico asiático que también se maneja por el planeta sin restricciones ni sueños por cumplir. Resulta que ven en la televisión el ataque de un grupo terrorista al cuartel de El Dock, y ven agonizar y morir a una mujer que es una amiga de la relatora. Y acá comienzan los problemas de la novela, que son nada menos que los personajes y la trama. Una vecina de la muerta llama a la relatora para que se haga cargo del hijo (huérfano ahora pues nunca se supo el padre); y la relatora no explica su relación con Poli –la atacante muerta- pese a dedicarle muchos párrafos. Esa falta de explicaciones es un defecto porque no condice con el tono más o menos sencillo del relato. Al comenzar la segunda mitad aparece la historia, simple: fueron compañeras de colegio y amigas inseparables hasta que de a poco la vida las alejó.
En la segunda mitad pasan el verano en un pobre pueblo de Uruguay los tres. Mientras se van conociendo con el chico también se recorre un poco la historia de todos. Dije que el problema son los personajes, en efecto son cada vez menos creíbles. Tienen un aire a novela de principiante cuando al autor le falta calle y sus criaturas pecan de artificiosas.
La historia o el desarrollo de los personajes transcurre entre reflexiones y descripciones entremezcladas. Más de una vez me resultó inevitable recordar a Eduardo Mallea, y no precisamente en su vertiente entretenida (que no tuvo, creo). Un poco más aliviado, no digo que sea tal cual. Pero la similitud existe.
Calificación: regular.

1 comentario:

  1. Lo dejé bastante empezada. Quiero creer que me aburrió, y confirmo que está impecablemente escrita, o sea que no es ningún seguro la calidad de la escritura. También hay que ponerle algo de interés.
    Igual me gustaría leer algo más de ella.

    ResponderEliminar