lunes, diciembre 07, 2009

El médico


Lo de Zelda, pese a las apariencias, no era falta de cuidado, sino una histeria que solo resuelve el médico con morfina.


Francis Scott Fitzgerald, de su correspondencia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario