jueves, septiembre 24, 2009

finales

Me parece muy bien esto que dice Eduardo Sacheri en una entrevista

Cuando escribo, no puedo evitar tener emociones parecidas a las que
tengo cuando leo. Me gusta que las cosas terminen bien. Me hace daño si
terminan muy mal, y también me hace daño escribirlas.
Cada día prefiero más las hstorias que terminan bien.
Eso sí, en las grandes obras de la literatura, casi no hay con final feliz. Dijo Dolina que una podría ser El gigante egoísta.

2 comentarios:

  1. La pregusta es : ¿ la literatura es llena de neurosis? , ¿ Uno prefiere leer la vida , que vivir la ficcion del libro?
    Alguien dijo por ahi: " la literatura esta llena de tipos que solo se miran el ombligo"

    ResponderEliminar
  2. Estimado Ericz:

    Voto por el final abierto. O mejor aun, que me deje desconcertado, preguntándome con angustia "pero cómo... no era qué..."

    Un abrazo
    G.B.

    ResponderEliminar