miércoles, agosto 05, 2009

Roger Zelazny. Una rosa para el eclesiastés

Cuatro cuentos cortos, que se ubican en la ciencia ficción más desbocada, pero con pretensiones literarias.
A mi entender no alcanza el autor ni a crear personajes verídicos ni a darle tensión a sus historias.
Calificación: regular. Digamos que no envejecieron bien.

Así que solo me queda de estas historias publicadas en 1976, observar que fecha futura le da Roger a ciertos acontecimientos. A escenarios posibles, no reparemos en viajes galácticos que duran un par de horas ni a eventuales extraterrestres.
Veamos.
Para 2010 en Venus hay cómodas ciudades y se hace turismo.
En el 2000 es posible helar a las personas, y despertarlas al año sin que para ellas haya pasado el tiempo; esta técnica es usada (entre otras cosas) para hacerse más rico porque las inversiones rinden cualquier cantidad: interesante optimismo.

2 comentarios:

  1. Estas mal.
    Una Rosa ... es extraordinaria en poesía e imaginación.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar