sábado, abril 11, 2009

Haruki Murakami. Sputnik, mi amor

Los personajes empiezan a aparecer de a poco, y no parecen muy atractivos: lo de siempre, gente que vive sin esfuerzo pensando para qué está en el mundo.
Luego toma ritmo, a medida que se dibuja algo parecido a una trama y un triángulo amoroso: chico ama chica, chica se enamora de señora, señora no puede amar por trauma severo.
Luego uno de estos tres desaparece. Y eso es todo mis amigos. Sí, es todo. Hay algún relleno, unos sueños, un niño raro, unos episodios sobrenaturales; no me importa, quiero una novela, no episodios sin conexión. Dirán algunos que no sé ver, lo acepto.

Se deja leer, pero reflexionando luego diría que es regular tirando a mala. Y la otra que leí de Murakami, Crónica... es mucho mejor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario