sábado, febrero 14, 2009

Philip José Farmer. Setenta años de decpob

Dicen que el Kindle 2 es el primer "libro electrónico" con posibilidades de ser masivo.
En 1976 Farmer imaginó (para veinte años más adelante) el linder, en un cuento que recorría los próximos setenta años. Veamos como lo describía.

Hoy cada ciudadano poseía una cantidad de linders. [...] eran "libros" de treinta centímetros por treinta y seis de espesor, contenían diez mil páginas en blanco y pesaban treinta y dos gramos. Bastaba con tomar del almacén una cassette (del tamaño de una cajita de cerillas) que contenía un libro entero codificado electrónicamente. Acoplaba la cassette al linder, conectaba a una fuente de electricidad, cuidando de apoyar el linder sobre una superficie plana. Minutos después la cassette había llegado al final de su recorrido, y se podía desconectar. En el linder se encontraba el libro impreso con ilustraciones a color.

Ni se acerca a la idea de la red que conecta todo con todo, pero la descripción del aparatito es bastante buena. Y como marca, linder me resulta más amistosa que kindle.

2 comentarios:

  1. ¿Qué vamos a hacer con tantos libros "físicos", ahora? Nuestros descendientes dirán que talábamos los bosques para nuestra vanidad.

    ResponderEliminar
  2. Cuando la "ciencia ficción" adivina estas cositas del futuro es genial...

    ResponderEliminar