jueves, diciembre 25, 2008

Tonino Benacquista. Los mordiscos del alba

Pochoclera. De punta a punta respeta los cánones del género, a saber: mucha acción, pocos personajes, mucho estereotipo, reflexiones fáciles, intriga, resolución plena y una pequeña vuelta de tuerca en el epílogo, para recompensar al lector (espectador) que se quedó en su butaca hasta el final, porque como se sabe, en las pochocleras es de rigor que haya una sorpresita en el final.
También tiene defectos, por ejemplo la lectura del libro de memorias para explicar como se llega a la situación actual; al peor estilo Sherlock Holmes.
Aficionados al género, pueden intentarlo.
Otra cosa, el español es peninsular de penúltima o última generación... muchas palabras nuevas para mí.
Otra cosa, de vampiros, nada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario