martes, diciembre 09, 2008

César Aira. El tilo

Hubo una época en la cual se decía "los únicos privilegiados son los niños", así que con el cambio de discurso, lo que siguió tuvo que ser peor (lógica pura e irrefutable, lo que demuestra que ser amo de las palabras no es mal negocio). Y César Aira evoca su infancia, que aconteció cuando Perón era el protector de los hunildes y durante los años que siguieron. Todo esto en un pueblo de la provincia. Tiempos humildes, al menos comparado con los actuales. En esos años creo que empezó a llegar el progreso a esas comarcas. Viene al caso la referencia a la economía porque tampoco Aira ahorra reflexiones sobre la época.
Entretenido.
Como siempre, con muchas ideas. Como siempre, de prosa amena y agradable. Noto (en la redacción de Aira) que cada aseveración es inmediatamente amonestada o atenuada con una corrección. Y así va encadenando el relato. Oración tras oración se rectifica. Me animo a postular ese rasgo como característico.

Calificación: bueno.

4 comentarios:

  1. El tilo, narración corta sobre peronistas e infancia significativa. Se me cruzan los argumentos con Cómo me reí.
    Si, Aira es prolijo y a veces aburre.Se parece, en estilo, a Cómo me hice monja y La costurera y el viento, por la nota confidencial de niñez postergada en lo económico, es que antes éramos más pobres.

    ResponderEliminar
  2. ¡Ya vas doce Airas! Creo que lo que estás haciendo es indispensable, casi heroico, dada la irregularidad de Aira.

    ResponderEliminar
  3. Tengo un par más leídos, y es verdad que perdí la pasión. Voy a tratar de encontrar Como me hice monja y volveré a Aira solo si el destino me lo pone por delante.
    Y esto sí hay que decir: es indispensable leer Ema la cautiva.

    ResponderEliminar
  4. A mí me daba la sensación de un "narrador perezoso", que estaba al borde de narrar una historia interesante, y entonces la interrumpía para pasar a otra cosa. En otros momentos, me parecía estar hablando con un amigo que sólo sabe contar chistes malos, y eso me irritaba bastante.

    ResponderEliminar