sábado, noviembre 01, 2008

Leonardo Sciascia. El día de la lechuza


Esta novelita es testimonial. Fue publicada en 1961, y el autor reconoce haber quitado partes y omitido nombres para evitarse problemas. Así que suponemos que en su momento fue -como lo dicen- un verdadero balde de agua fría sobre aquello que no se nombra.

Los Estados Unidos de América pueden tener, en la narrativa y las películas, generales imbéciles, jueces corrompidos y policías canallas. También Inglaterra, Francia (al menos hasta hoy), Suecia, etc., etc. Italia nunca los ha tenido, no los tiene, no los tendrá jamás. Es así.

Pero en el 2008 ya nadie ignora que la mafia existe y esta revelación para nosotros que vivimos en otras regiones resulta un poco débil; aunque los argentinos podemos reconocer la familiaridad de ciertos procederes impíos.
Como novelita es bastante buena. No es un mal complemento para agregar a la saga del comisario Montalbano. Serían los fieros abuelos de los paisanos de Camilleri.

1 comentario:

  1. A estas alturas nadie puede sostener que la mafia no existe. Pero cuando Sciascia publicó en 1962 este libro valiente la cosa no era así. Los diálogos son buenísimos, las elipsis inteligentes y todo está contado con intensidad y pulcritud. ¿La justicia es un espejismo?

    ResponderEliminar