sábado, octubre 11, 2008

Epifanía en la blogocosa

Me entretengo con la blogocosa desde hace algunos años. No he encontrado más de una mente brillante -Leandro en Seikilos- y sí mucho pasatiempo. Que es lo que buscaba. Yo mismo liquido algunas horas escribiendo (mal) opiniones personales.

Pero ha sucedido una manifestación del más allá, o un fenómeno milagroso. Algo -como mínimo- infrecuente. Pero basta de hablar, que se lleven el mérito los anfitriones, La Lectora Provisoria. Lean.

6 comentarios:

  1. Coincido en que el panorama general de los blogs y los bloggers, deja mucho que desear...

    La lectora provisoria, un fenómeno.
    El humanoide, un pelmazo.
    Le dejo un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, te agradezco el inesperado, primero y equivocado párrafo, y paso rápidamente a estar de acuerdo con la efusión del segundo. Para completar lo que en parte comentábamos a la sombra de Rembrandt y Greenaway, sospecho que, al igual que Macedonio no soporta el altar que le hizo Piglia, al igual que Chesterton no sostiene la imagen que Borges construyó a posteriori para él, algo similar puede ocurrir para quien lea (digamos, vos o yo) a Aira desde la expectativa creada por Yupi. ¿No te pasó, como a todos, que buscaste el oro en los libros a los que Borges había elogiado y no encontraste nada? Y sin embargo, qué delicia leer esos panegíricos...
    La observación de LLP de que el análisis de Yupi pertenece a ese medio ambiente, esa charla colectiva y desfachatada de café que son los comentarios en un blog, refuerza esa visión: una construcción delicada y bella cuya magia puede ser destruida con el menor análisis de la obra, con el más leve soplo de Aira.

    ResponderEliminar
  3. patético y pueril. algo más que leer?

    ResponderEliminar
  4. Sí me pasó; que manera de leer a Conrad por Dios.

    ResponderEliminar
  5. Hay (pocos) buenos blogs. LLP definitivamente es uno de ellos. Lo que escasea realmente es el tiempo (y las ganas, claro) como para seleccionar las lecturas...
    Lo de Yupi, realmente, para publicar.

    ResponderEliminar
  6. Leer sobre que es un blog es una de las lacras del siglo XXI. Pero tengo algunas ideas y en cualquier momento caigo en la tentación de escribirlas.

    ResponderEliminar