martes, agosto 19, 2008

Guillermo Saccomanno. El buen dolor

Este libro está hecho de retazos, de partes que -breves como son- exculpan al autor de profundizar en sentimientos, paisajes, psicologías. En las primeras 50 páginas termina un relato, y después cuenta como le fue al autor, desde más de un punto de vista.
Antes que una polifonía parece un recurso de comerciante que necesita estirar el producto, y en definitiva, la novela se diluye en episodios circunstanciales; si fuesen más cercanos entre sí daría la impresión de una obra de la voluntad de punta a punta. A mi me pareció más un rejunte; pero tantos libritos de autores argentinos contemporáneos me dan esta impresión que sospecho una grieta esencial entre los editores actuales y mi gusto personal, ya bastante petrificado por los años.

2 comentarios:

  1. Mirá... Siempre leo tu blog y nunca te había dejado un comentario. Hoy reparé en ello, con algo de extrañamiento.
    En fin, te felicito y te aseguro que muchos de mis amigos te leen e incurren en la misma timidez.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. yo creo que, a su manera, es un muy buen libro

    ResponderEliminar