lunes, agosto 18, 2008

Graciela Schvartz. Señales de vida

Primera parte, la autora recuerda su infancia y adolescencia, hasta los dieciocho años. Segunda parte, cuenta en que andan sus compañeros de escuela treinta años después, y que hizo ella en ese tiempo.
Escrito en tercera persona intercalado con el monólogo interior del protagonista.
Es un libro sobre una persona cualquiera, escrito sin ningún atractivo. Entonces, sin personajes ni prosa, no se me ocurre nada a favor.
Calificación: reprobado.

Quizás alguien que haya compartido el escenario juvenil de Irene, encuentre placer en reconocer esa época.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario