martes, julio 08, 2008

Dai Sijie. Balzac y la joven costurera china

Desconozco de la China hasta la cantidad de mi ignorancia. No obstante me parece dudoso que haya chinos que en 1971 actuen en su vida, sin desviación alguna, como personajes de una película de Hollywood. Entonces, paso de la página tres pensando que el autor tendrá que remar mucho para devolverme la credulidad.

Y la novelita sigue, decididamente mala. Dos jóvenes de la ciudad haciendo reeducación entre los campesinos serían los protagonistas, y la hija de un sastre también, digo, serían -potencialmente- porque no llegan a ser personajes de nada.
Hay algo parecido a una trama (en el final la costurerita da el mal paso y los abandona) pero todos los episodios son absurdos, irreales bajo cualquier criterio. Todo lo que pasa es disparatado, gratuito. Los personajes son absurdos. ¿Ya lo dije, no? Quiero ser más concreto: todo es falso, en esencia y en circunstancias. Ni un renglón es verosímil. Ni clichés tiene.
Huyan de Dai Sijie, falso chino.
Lean estos excelentes libros, que también son sobre campos de concentración: Un día en la vida Iván Denisovitch, y El imperio del sol.

3 comentarios:

  1. Me encanta que trates a los clásicos con la misma regla que a las novedades. ¡Basta de reverencia!

    ResponderEliminar
  2. ja ja ja
    me ha encantado el post.

    Aguante ballard, carajo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. che... ¿no da que me agregues a los links?

    http://librerohumanoide.blogspot.com/

    ResponderEliminar