martes, junio 03, 2008

Rubem Fonseca. El cobrador

Otra vez Fonseca en este blog, sin que me haya anonadado, hasta ahora me gusta lo suficiente como para aceptar cualquier libro suyo en la pila. Este es un libro de cuentos, publicado en 1979.
Este libro tiene un mensaje: el horror. La vida está llena de cosas horribles. Con o sin remedio, pero por doquiera levantes la vista, un espantajo puede surgir. La vida no es Disney, sepánlo todos. Este es el mensaje de Fonseca.
En cuanto al contenido, en general, son cortos relatos de violencia, sin antecedentes, sin personajes, sin explicaciones.


Pierrot de la caverna

Un escritor lleva colgado del cuello una grabadora, no tiene ganas de poner en papel lo que tiene que decir. Y mientras avanza el cuento, se mezcla lo que queda en la máquina, lo que escribe, lo que no escribe. Este esquema del relator escritor que no puede escribir sin dudas se parece mucho a Diario de un Libertino, del 2005. Y no está mal, que haga mejores novelas con ideas y personajes ya publicados, más si son de él. Y si son de otros también.
Sigo; el escritor relator es un libertino con tendencias paidófilas, y el relato cobra acción cuando tiene que resolver un problema bien concreto que tiene su novia.

Sofía me preguntó si me casaría con ella cuando cumpliera los dieciocho. Faltaban seis años.
Está preñada, digámoslo ya. Y el cuento deja de especular con lectores y escritores, para transformarse en el relato del aborto en una clínica de Botafogo.
Muy bueno, y me gustó.

"H.M.S. Cormorant" en Paranaguá
De nuevo un escritor que duda sobre quién es él. Libros, papeles, un poeta invitado a recitar. El espectro de Byron rondando.
Un poco confuso, y no me gustó.

El juego del muerto
Un cuento corto que empieza con amigos jugando y sin demasiada explicación se transforma en una historia de violencia y de odio. De nuevo una chica de doce años, ahora asesinada.
Regular.

Encuentro en el Amazonas
Policial del subgénero "negro" que respeta los tópicos correspondientes. Una persecución por encargo, no sabemos por qué, ni para qué (claro, se sopecha que para cometer un crimen). El perseguidor sigue el rastro tratando de no llamar la atención, pese a lo cual tiene una cantidad de encuentros sexuales incompatible con el anonimato.
Bueno, en su género. Con bastante color local. Por esos años yo viajé también en barcos parecidos, cada uno con su hamaca, su "red", haciendo de camarote, armario y litera. Lindo viaje.

Camino de Asunción
Un combate, descripto desde los detalles que le dan veracidad (como recomendaba Borges).
Bueno, demasiado breve.

Mandrake
Un policial clásico. Investigador privado, policías honestos, un magnate corrupto con una hija hermosísima. El detective y su novia juegan al ajedrez en alto nivel; esto sí que es poco común. En cuanto a la trama -correcta- es de serie americana.
Se pelean el detective y su novia.
Berta tiró las piezas por el suelo. Era una mujer impulsiva.
¿Quién es esa mujer? Aborté, tuve un aborto tuyo, tengo derecho a saberlo.
Es la hija de un cliente.
¿Cuántos años tiene? ¿Cómo yo? ¿O es que ya estás bajando? ¿Dieciséis? ¿Doce?
Tu edad.

Mandrake habla con su amigo policía.
!Ah, León, estoy enamorado!
Bueno, siempre lo estás. Berta es una buena chica.
Pero es que es otra. La hija del senador Cavalcante Méier.
Amigo, parece que quieres tirarte a todas las mujeres del mundo...
Es verdad.
Era verdad. Tengo un alma de sultán de las mil y una noches. De niño me enamoraba y pasaba las noches llorando de amor. Por lo menos una vez al mes. Ya de adolescente, empecé a dedicar mi vida a trincarme mujeres. Las hijas de mis amigos, las mujeres de mis amigos, las conocidas, lo que fuera, sólo a mi madre la dejé aparte.

Bueno. Me gustó.

Crónica de sucesos
Tres episodios policiales. No llegan a ser cuentos, son relatos nomás.
Buenos.

Once de Mayo
Es el relato de un viejito internado en una residencia de ancianos. Todos abandonados o sin familia, destinados a la muerte pronta, faltos de cuidados. Pero el viejito quiere amotinar la residencia. En el momento crítico se duerme, como se duermen los ancianos, sin poder resistirlo. Es triste. Y sórdido.
Bueno.

Comida en la sierra el domingo de carnaval
Un joven va a conocer la familia de su novia, que resulta vivir en la mansión de su infancia, de donde se tuvieron que marchar cuando cayeron en la pobreza.
Lleva a la novia a los yuyos y la viola. Se retira llorando sin entender por que.
Bueno.

El cobrador
Decide que el mundo le debe, y que está harto de pagar, que quiere cobrar. Y pasa a la acción matando, violando. "El loco de la Magnum" según la policía. Hasta aquí una historia de violencia, luego se junta con una hermosa chica con plata, y juntos van a pasar del asesinato individual al terrorismo. Este paso es una falla porque un loco es creíble, pero que una nena mimada por la suerte lo acompañe no está bien. Porque no es un loco lindo, es un resentido feo.
Bueno.

2 comentarios:

  1. Me alegra ver más de Fonseca... el que leí yo es 'Secreciones, Excreciones y Desatinos' y aunque hay de todo, en general me pareció muy bueno.

    ResponderEliminar
  2. DEBEN PONER ENCUENTRO EN EL AMAZONAS DE RUBEM FONSECA

    ResponderEliminar