jueves, mayo 22, 2008

Carson McCullers. El corazón es un cazador solitario


Examina durante un año a cinco o seis personajes, los más interesantes de la ciudad; un año importante para cada uno de ellos, durante el cual se relacionan haciendo eje en Singer, un sordomudo que sabe hablar pero prefiere callar y sonreír.
Personajes
Mick, una niña entrando en la pubertad.
Singer, sordomudo, cuyo mejor amigo es internado (porque está un poco loco).
Biff, el dueño del bar que no cierra ni de noche ni de día (su mujer muere este año).
El doctor Copeland, negro marxista, médico enfermo de cáncer.
Jack, anarquista o comunista, borracho.
La familia de Mick, la familia de Copeland; uno de sus hijos se llama Karl, la otra Portia -destinada por su padre a iluminar el mundo, pero trabaja de sirvienta con la numerosa familia de Mick, que por su parte gambetea la pobreza -sin éxito (esto siempre es patético).

Todo el tono de la novela es tranquilo, con la mezcla justa de acciones y reflexiones. Que así es como se crean los grandes personajes de la literatura: como la suma de los actos que el novelista nos deja ver, y algunas de las cosillas que le pasan por la cabeza.
Es una novela triste; de todos los episodios que día a día suceden para cualquiera, estas historias toman los menos felices (supongo que es más fácil hacer literatura con las desgracias, que con la felicidad).

Lo mejor: la relación de Mick con la música. Emocionante.

Recomendación: muy bueno.
Llegué a este libro leyendo esta reseña. De algo sirve la blogocosa.

Lila Carson Smith era el nombre de nacimiento de McCullers, y publicó esta novela a los veinticuatro años.

viernes, mayo 16, 2008

Bien dicho

El otro día, ordenando libros, encontré Los miserables. Qué maravilla, cuánto he disfrutado con esa novela. ¿Por qué un ser humano querría leer a Ruiz Zafón, o una novela mía, pudiendo leer a Victor Hugo?
A mí no me entra en la cabeza.

Rafael Reig

lunes, mayo 12, 2008

Andrea Camilleri. El miedo de Montalbano

Tres relatos largos y tres cortos protagonizados por el comisario Montalbano conforman este libro. No son grandes casos y lo mejor está en algunos personajes habituales, Cantarella, Livia.
Sin ser imperdible, mucho mejor que cualquier caso de Wallander, o de Pepe Carvalho, o de Isidro Parodi, sea esto dicho con ánimo de polemizar.

domingo, mayo 04, 2008

Jhumpa Lahiri. El buen nombre


Es la crónica de Gogol Ganguli, desde el casamiento de sus padres en India, su nacimiento en EEUU, hasta llegar a los treinta y tres años de edad.
Muy fácil de leer, es siempre superficial. Es un relato ajeno a cualquier artificio literario, y a cualquier sutileza. Si Gogol está triste escribe "estaba triste".
Entonces, como novela, fácil y floja.

Interesante para conocer este cachito de la humanidad: los emigrantes bengalíes que adoptan a los EEUU como nueva patria. Un gran cambio sin duda.
También entendí un reconocimiento: el american way of life, como una buena cosa. No sé si al autora lo hizo con intención o sin, pero es la moraleja.