martes, abril 29, 2008

Patricio Pron. El vuelo magnífico de la noche


No sabemos demasiado del Imperio Turco excepto, quizás, que saber sobre él es imposible.

Así empieza un pequeño libro de cortos relatos, y esa oración es una clara señal de lo que sigue: inteligencia, claridad, y justeza. Así es la prosa que sigue, ajustada a la corta verdad que quiere indicar. La fantasía está a en las ideas, en la prosa solo hay precisión. Se agradece.
Hay de todo un poco, y borgiano no es un mal elogio para este conjunto de variados relatos, misceláneos, que incluyen mitos pampeanos(recién paridos por la imaginación de Pron) y oníricos paisajes de Sarajevo en guerra.

Invento yo que en algún momento el autor se dijo a si mismo ─má sí, lo voy a copiar al Viejo, que se cree ese─ y en esa borrachera de valor escribió La arquitectura de la historia, que empieza así:
En el "Phases of Irish History" de Eoin Macneill, publicado por Gill and Son en Dublín en 1919, leí por primera vez en 1966 la historia de Inbhear Scéin y la olvidé. No fue sino cuatro años después cuando una persona me la recordó, en la penumbra de una habitación llena de libros. Era un hombre bajo y moreno llamado James O'Donnell.
Nos conocimos en el Irish College de Berlín. El enseñaba gaélico y yo español. "El número de nuestros alumnos es un claro indicio de que somos profesores de lenguas muertas" me dijo la primera vez que lo vi. Recuerdo que nos presentaron en el hall del College y que me impresionó vivamente la sombra que su cuerpo proyectaba sobre el piso. Era larga, pese a que eran las doce del mediodía, y parecía la de una grulla sostenida en un solo, delgado pie.


Resumen facilista: bueno. Muy bien escrito. No es para lectores de best sellers.

10 comentarios:

  1. A mí también me gustó mucho el libro, pero me pareció que el autor estaba reescribiendo algunos cuentos de Borges más que copiándolos. Me parece que es de los mejores cuentsistas argentinos jóvenes. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. El fragmento que publicaste ciertamente no pudo haber existido sin Borges. La misma sombra que se proyecta sobre Vlady Kociancich, pero menos sutil.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno este libro. Si me encargaran una antología de cuento argentino yo pondría su cuento "Los peces más grandes", que es buenísimo y no tiene nada que ver con Borges. Me parece que los cuentos que se mencionan cuando se habla de este libro son los más borgeanos, pero hay otros que muestran que Pron no está copiando a nadie sino escribiendo sus cosas. Ah, no vive en Argentina, no?

    ResponderEliminar
  4. Me alegra encontrarme con caras conocidas.
    Muy buen libro.
    Una belleza ignorada de la literatura argentina.

    A propósito... leíste mi post sobre Pron?
    Yo escribí un post sobre Una puta mierda.

    Saludos, colega

    ResponderEliminar
  5. Sí leí. Estás en mi lista del google reader. salutes.

    ResponderEliminar
  6. Che, qué leyeron, a mí el libro me pareció malísimo, pobre chico, tendría que aprender a escribir...

    ResponderEliminar
  7. Ay, y yo todavía no leí "Una puta de mierda" del mismo Pron que vino recomendadadadadadad.

    ResponderEliminar
  8. A mí me lo pasaron en un taller de escritura creativa y me parecio muy bueno. El tipo te muestra practicamente como se hacen algunas cosas que despues uno mismo puede practicar. En ese sentido es el mas tecnico de los escritores que hay ahora.

    ResponderEliminar
  9. Los libros de Pron son patéticos, para lectores de taller literario malo nomás.

    ResponderEliminar
  10. Ah, y cómo ganó el Rulfo entonces? Muy bueno el blog. Saludos

    ResponderEliminar