martes, abril 15, 2008

Palabra de González

Si las personas no se avinieran a formar parte de una tribu, o una nación, y aspiraran a formar parte nada menos que del universo, ¿ustedes creen que habría guerras? Si la gente quisiera ser no como el saltimbanqui electrónico de turno sino como Juan Sebastián Bach, ¿no piensan ustedes que habría menos ruido y la vida sería más llevadera? Hay demasiada modestia, miren, y es una desgracia. No nos animamos a ser sabios, nos achicamos a ser ricos, y así nos va: no somos ni lo uno ni lo otro, y lo poco que somos lo somos con harta tristeza.

Samuel Schkolnik. Salven nuestras almas

1 comentario: