jueves, abril 24, 2008

Gabriel Báñez. Paredón paredón

La contratapa advierte sin errar "Absurdo, humor y grotesco se combinan[...]".
Se trata de la ridícula puesta en acciòn de las ideas de purificar el mundo que tiene el teniente Mandarino, al cual le faltan varios jugadores (o sea, está medio tocate un tango).
Se agrega un ciego, su hermana -del gremio docente- y un par de albañiles borrachos, más otros participantes menores.

─Sí sí, nunca me trató como no vidente, siempre como ciego.


Cada oración es perfecta. El conjunto es sofocante. Pero para leer en módicas cuotas, son divertidos los disparates del grupo que piensa en corregir los males del mundo a fuerza de palos.

─¿Es viscosa, le da sensación de reptil mi mano?
Mandarino no entendió.
─Le pregunto ─aclaró el Ciegotito─ porque acabo de leer en un libro que los ciegos tenemos manos de reptil.
─La limpieza tendría que empezar por los escritores.


"Sarnoso ciego infame", estas tres palabras trajeron a mi mente otras memorables, de 2666 (Roberto Bolaño), "Pinche escuincle mamón"; no sé con certeza que significan pero ¡que bien suenan!

2 comentarios:

  1. Me re copan las puteadas mexicanas.
    Yo tampoco sé qué corno significan.

    ResponderEliminar
  2. Vos sí que recomendás libros buenos, eh, sos como los críticos de los diarios, justo el tipo para tener en cuenta y hacer lo contrario de lo que dice...

    ResponderEliminar