viernes, marzo 21, 2008

Rubem Fonseca. Historias de Amor


El primer cuento es de dos páginas, sobre un perro que muere. Cualquiera puede emocionar con esa historia, también Fonseca lo logra. En el segundo cuento descuartizan a un niño de siete años para vengarse de la madre. La verdad, me dieron ganas de cerrar el libro para siempre.
La prosa va a los hechos sin distraerse en lograr frases bonitas, concentrada en relatar los hechos necesarios para que la historia se desenvuelva. Y las historias son muy buenas. Fonseca tiene buenas invenciones o hallazgos.
Los cuentos están ordenados por extensión, los más largos al final. Y también son cada vez mejores, a medida que tienen más páginas y los personajes tienen más participación. Son todos cuentos de amor, con bastante violencia rondando. Por suerte el amor nunca se pierde; son cuentos felices.
Hay uno genial: el flamante marido no mantiene erguida su virilidad, pese a ser un reconocido amante, y su esposa una hermosa, inteligente y simpática mujer. Hasta que en el inodoro encuentra lo que acaba de dejar ella, y que el sanitario no eliminó: una enorme masa de excremento repugante. Y al caer la noche el marido recupera su dureza, y el lecho matrimonial pasa a ser inagotable fuente de delicias.

1 comentario:

  1. Excelente el resumen de ese último cuento. Ya comienzo la búsqueda. Gracias.

    ResponderEliminar