domingo, marzo 02, 2008

Roberto Bolaño. 2666



Mil ciento veinticinco páginas que leí en diez tranquilos días de ocio. Con este libro creo haber leído todo la narrativa de Bolaño, y solo me quedan las relecturas, porque como todos saben, murió en el 2003, con cincuenta años de edad. Un destino propio de sus creaciones, donde brilla por su ausencia la justicia divina.

  • Se trata de muchísimas cosas, en un viaje que dura 60 años, empezando por la Segunda Guerra para finalizar en la frontera Sonora Texas.

  • Nada de gente encerrada en un llano en llamas; hasta para la parte antigua (la guerra) se mezclan rusos, alemanes, rumanos. Refleja el mundo moderno, cercano y sin fronteras.

  • Habrá algunos párrafos donde los personajes reflexionan, pero son islas, el océano está hecho de sucesos. Interminablemente avanza el relato con hechos y personajes, porque como se dice, para quien no sabe a donde va todos los caminos son buenos.

  • El estilo no es distinto a su obra anterior, pero lo noto un poco apagado, digo que antes me pareció deslumbrante y esta vez no.

  • Es por completo una "obra abierta"; llena de expectativas y planteos, vacía de desenlaces.

  • Me gustó.

  • No recomendaría esta novela para empezar a leer a Bolaño.

  • 2666 no tiene ningún significado dentro de la novela :s


5 comentarios:

  1. Por lo visto 2666 es una fecha que aparece en un poema de Bolaño. Yo no lo tengo localizado, pero si lo encuentro te lo manod.

    Lo que si tengo es un programa de radio dedicado a 2666 que colgaré cuando pueda.

    Y coincido contigo: no es un libro para empezar con Bolaño, aunque su fallecimiento impulsó mucho su venta.

    ResponderEliminar
  2. La cifra 2666 está mencionada en Amuleto: “un cementerio del año 2666, un cementerio olvidado debajo de un párpado”.

    Recién termino Los detectives salvajes, así quepor un tiempo no voy a tocar Bolaño.

    Lindo blog. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Uno de mis libros favoritos. Llegué al post unos meses tarde (!) pero estaba paseando...en fin, Bolaño es un escritor imprescindible, tanto 2666 como Los detectives salvajes son obras geniales. El último que leí de él fue Consejos de un discípulo de Morrison a un fanático de Joyce, también me gustó mucho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Un parrafo de Amuleto:

    "los vi caminar a paso ligero por Bucareli hasta Reforma y luego los vi cruzar Reforma sin esperar la luz verde, ambos con el pelo largo y arremolinado porque a esa hora por Reforma corre el viento nocturno que le sobra a la noche, la avenida Reforma se transforma en un tubo transparente, en un pulmón de forma cuneiforme por donde pasan las exhalaciones imaginarias de la ciudad, y luego empezamos a caminar por la avenida Guerrero, ellos un poco más despacio que antes, yo un poco más deprimida que antes, la Guerrero, a esa hora, se parece sobre todas las cosas a un cementerio, pero no a un cementerio de 1974, ni a un cementerio de 1968, ni a un cementerio de 1975, sino a un cementerio de 2666, un cementerio olvidado debajo de un párpado muerto o nonato, las acuosidades desapasionadas de un ojo que por querer olvidar algo ha terminado por olvidarlo todo."

    En el paraafo esta hablando de Mexico, y quiza en parte esa sea la respuesta al acertijo de que es 2666, como la seccion de las muertas de Juarez (no recuerdo el nombre ficticio que da Bolaños ¿Santa Teresa?) donde de tanto regresar al tema se vuelve tedioso, creo que el autor usa ese recurso metaliterario, si el lector se cansa de tanta brutalidad, hasta llegar a un punto mas alla de la brutalidad o la compasion, y llegar al hastio, al no querer saber nada mas de esto, como un reflejo de la impotencia de las autoridades de no poder hacer nada (en la vida real no en la novela).

    Se que solo es mi punto de vista, pero Bolaños presagia toda esta locura que envuelve a Mexico, donde la brutalidad esta tan presente, tan cinica y perenee, que todos buscamos anestesiarnos con lo que tenemos a la mano.

    "...las acuosidades desapasionadas de un ojo que por querer olvidar algo ha terminado por olvidarlo todo..."

    :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de la impresión de las primeras muertes, después del tedio de su repetición, Bolaño impone al lector un horror mucho más profundo (en mi caso inolvidable): la certeza de que la vida de la mujer no vale nada, que ser víctima es inexorable, que una mujer asesinada es un hecho de la naturaleza ni bueno ni malo, que ni siquiera corresponde sentir resignación. Es inhumano eso que pasa. Un paso atrás en la historia de la civilización.
      Gracias por comentar.

      Eliminar