sábado, diciembre 29, 2007

Graciela Montes, Ema Wolf. El turno del escriba

El libro cuenta como se escribió lo que llegaría a ser El millón, el libro de los viajes de Marco Polo. Las autoras componen con rigor histórico (creemos) un escenario donde describen desde las plumas con que se escribe, hasta la situación política del momento. Pero esa recreación no está al servicio de la trama ni aporta en la formación de los personajes. El libro está muy bien escrito, y el hecho que esté repleto de referencias no le quita gusto a la lectura.
El problema es que no hay un nudo para desenlazar, ni personajes que valga la pena seguir. Y las reflexiones sobre el arte del escritor son, por decir algo suave, sencillas, y siendo más brutal, menesterosas; igual, no ocupan mucho. Lo que se lleva el peso es la descripción detallada de todo lo que puede ser detallado, en un estilo que revela la lectura de innumerables fuentes, donde no levanta vuelo la imaginación. Cualquier relato de Salgari es más evocador que esta novela de estilo documental.

Linda foto de las autoras

No hay comentarios.:

Publicar un comentario