lunes, diciembre 31, 2007

Repaso del 2007

Lo que más me gustó este año:

Lejos de África, Isak Dinesen.
El bosque animado, Wenceslao Fernández Flórez.

domingo, diciembre 30, 2007

Viene a cuento

Mil doscientos cuentos se presentaron a un concurso organizado por Tusquets, reservado para argentinos. Este libro tiene los diez mejores. Hay ocho que parecen de la misma mano. Supongo que habrá una cuestión de edad, y leyendo las referencias de los premiados, también una cercanía social: casi todos son periodistas, casi todos porteños. Dos cuentos intentan otro enfoque, menos solemne, pero no les sale bien.
Para decirlo con una sola vocal, sosos todos.


Solo uno me produjo algo parecido al interés o el placer. La bandera, de Diego Fischerman.

sábado, diciembre 29, 2007

Graciela Montes, Ema Wolf. El turno del escriba

El libro cuenta como se escribió lo que llegaría a ser El millón, el libro de los viajes de Marco Polo. Las autoras componen con rigor histórico (creemos) un escenario donde describen desde las plumas con que se escribe, hasta la situación política del momento. Pero esa recreación no está al servicio de la trama ni aporta en la formación de los personajes. El libro está muy bien escrito, y el hecho que esté repleto de referencias no le quita gusto a la lectura.
El problema es que no hay un nudo para desenlazar, ni personajes que valga la pena seguir. Y las reflexiones sobre el arte del escritor son, por decir algo suave, sencillas, y siendo más brutal, menesterosas; igual, no ocupan mucho. Lo que se lleva el peso es la descripción detallada de todo lo que puede ser detallado, en un estilo que revela la lectura de innumerables fuentes, donde no levanta vuelo la imaginación. Cualquier relato de Salgari es más evocador que esta novela de estilo documental.

Linda foto de las autoras

viernes, diciembre 28, 2007

Gerald Durrell. Los Sabuesos De Bafut

No está mal. Tampoco supera el límite de la anécdota amena.
Podría leerse como una triste evocación, porque ese mundo africano ya no existe, barrido por las guerras; pero no fue escrito con esa intención. Es solo un relato sobre animales "nuevos" y andanzas vistas con buen humor.
Hay un párrafo donde se instruye a una turista sobre la crueldad del mundo animal, que me gustó; políticamente incorrecto.
El libro es de 1956, cuando era una de las pocas opciones dadas para aprender sobre África y animales africanos. Ya no es tan útil. Y como libro para pasar un buen rato, le falta un poco de gusto.

miércoles, diciembre 26, 2007

26 de diciembre. Día internacional del cambio de regalo.

Estuve en Yenny para cambiar un libro. Me llamó la atención la indiferencia con que pasé por el último de Guillermo Martínez. Ni me interesó hojearlo. Y hace unos años me comía las uñas cuando estaba por aparecer algo suyo.

sábado, diciembre 15, 2007

J. P. Donleavy. Nuestra señora de los váteres inmaculados


Donleavy tiene su propio estilo. Que puede gustar o no; me pareció interesante, un poco, no para alquilar balcones. Otro mérito del relato es que nunca disimula la vida sexual de los personajes; cuando corresponde se despacha con todo detalle.

La historia acompaña la decadencia de una mujer de la clase alta, en New York. Divorcio, pobreza. La vida es dura a veces, y a veces no hay salida. El autor tiene un tono amable, irónico pero piadoso. Entonces transmite cierta pena por la pobre señora.

El joven, con una amable sonrisa, le preguntó cortésmente si ella era Lady Elizabeth Fitzdare, con quien habían quedado en encontrarse muy cerca de allí. Y ella dijo que no, pero que le hubiera gustado serlo. Y el chico sonrió, mostrando sus dientes blancos y brillantes, y dijo, a nosotros también nos hubiera gustado. Y era eso lo que la hacía sollozar mientras bajaba por la Quinta Avenida. Porque ella sabía que seguramente ya no sería nunca una persona a la que una pareja tan romántica como aquella quisiera conocer.

Pero al final, de un modo disparatado todo termina bien. Por un lado, que suerte que esa querible elegante snob ni se suicida ni termina durmiendo en la calle. Por otro lado, la historia tenía el dolor de realidad más cruda, y el final "deus ex machina" cambia el tono.
Es cortita, agradable.

sábado, diciembre 08, 2007

Truman Capote. A sangre fría

Este libro es muy conocido, muy leído, y muy nombrado; así que me limitaré a opinar: no me gustó; porque no tiene tensión, porque está inflado de páginas con datos que -aunque verdaderos- no importan casi nada. El estilo es informativo, y teniendo dos sucesos para relatar, un cuádruple crimen y un doble ahorcamiento, a priori con posibilidades de hacer relatos emocionantes -o intentarlo al menos-, resulta que son los episodios más breves y desangelados.
Como investigación, exhaustiva. Pero censura las preferencias y prácticas sexuales de los asesinos, así que falta luz en algún aspecto.
Me dejó indiferente.
Opino sin considerar su significado en la historia de la literatura y en la sociedad norteamericana. Esas circunstancias las ignoro, y no deberían decidir en el placer de la lectura.

miércoles, diciembre 05, 2007

Philip Pullman. Luces del norte

Hermosa Agradable novela de aventuras. Ni más ni menos, nada menos. Está la web llena de comentarios y buenas reseñas. Aporto solo que ─pensando yo a que libro se parecía, porque no es lo más exacto decir El señor de los anillos, ni otras comparaciones que proponen─ me hizo acordar a El mundo perdido, y a Las minas del rey Salomón, claro que con diferencias.
Actualización, la historia continua en dos libros más. Cuidado con ponerla bajo el árbol de Navidad.

Un brillante invento de esta novela es el daimonion , un mezcla de animalito mágico, voz de la conciencia, espíritu de uso personal,... una entidad nueva difícil de definir, pero que en el mundo de Pullman es inseparable de cada persona.



La traducción es de Roser Berdagué, Ediciones B, Barcelona. O sea, ninguna novedad desde el punto de vista editorial. Pero noto que donde siempre han puesto "niña", ponen "nena". Me hace un poco de ruido, por tantos años sin ver esa palabra en novelas. "Nena" es para los porteños de Buenos Aires, una palabrita del habla popular pero además, muy acotada a un ámbito: el de las madres de clase media, "¡Nena, portate bien!" Bueno, puedo estar equivocado, pero que en las traducciones no estaba, no estaba.



Dice lord Asriel: "No, tú no vienes, nena, quítatelo de la cabeza."
El tuteo -, no vos- y el nena, me resultan sabores incompatibles, como estar comiendo bife de chorizo, ¡y meterle mayonesa!

El original inglés es "child".
Y me pregunto, ¿a qué se debe este cambio?
Roser Berdagué, ¿puede aportar su comentario por favor? Please?

domingo, diciembre 02, 2007

Links del fin de semana

Breve recorrido sobre las notas del fin de semana que me gustaron.

En adn Cultura, una entrevista a Michael Houellebecq, "El amargo profeta del Apocalipsis".