miércoles, octubre 03, 2007

Marcos Herrera. Ropa de fuego

Este libro ha ganado un premio. En la editorial lo llenan de elogios.

No me gustó. Pretencioso en la prosa, fallido en la trama, inverosímil en los personajes. Desparejo y sin rumbo.
La desgracia mayor es el desvarío y la inconsistencia que forman los protagonistas y la trama. Cuando hacen cosas, lo hacen de la nada, perfectamente podrían haber hecho lo contrario. Si un personaje es cortazariano en una hoja, en la siguiente es chandleriano, en la otra es de Saer, y así. Renglón a renglón parece una novela, en conjunto es un mezcla sin cuajar. Un revuelto.

En la revista Teína, Rubén A. Arribas lo dice mejor que yo, en una sección que se llama Libros que no.

¿Cuándo podremos demandar los lectores a las editoriales por publicidad engañosa?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario