sábado, junio 30, 2007

Jostein Gaarder. El castillo de las ranas

Novelita bastante aburrida, seriamente perjudicada por la voluntad del autor de dar explicación psicológica a la trama de los sueños.
Se trata de la aventura de un chico en un reino de ranas y gnomos, renacuajos y salamandras. Pero todo lo que pasa tiene una clave psicológica correspondiente en la vida real del niño: desarraigo, muerte del abuelo, y así.
Las aventuras son bastante mediocres e increíbles; luego el autor gasta líneas en justificar los sucesos para que sean sueños perfectamente interpretados conociendo la historia de Kristoffer.
¿Qué puede disfrutar un niño -un lector- descubriendo metáforas oníricas? Nada. Un niño (un lector) disfrutaría las aventuras de otro si estuviesen bien contadas.
En cuanto a la novela como manual de los sueños y su significado, es elemental; quiero decir tan simple (o básica) que fastidia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario