miércoles, mayo 02, 2007

Philip Roth. La mancha humana

Este libro es dos cosas: una novela y un discurso rezongón.

La novela trata la vida de un hombre superior, Coleman Silk. Una vida entera implica 60 años de la historia de un país, también Estados Unidos es parte de este libro. Coleman es un caso extraordinario, que cruza como una espada la cultura hecha de prejuicios de raza y religión (dos categorías incorrectas hoy, pero del pan de cada día hace algunas décadas).
Decía, Coleman nace como como un negro de una familia burguesa (aunque pobre); pero de piel clara, pálida.
Muere su padre, abandona la universidad, entra a la Armada !anotándose como blanco! Y como está circuncidado pasa por judío. Al volver de la guerra, se anota en otra universidad, rompe con la familia, se casa con una blanca, tiene hijos y una brillante carrera como profesor, decano, rector; no una carrera en el sentido del ascenso sino del desempeño: da brillo a toda una comunidad con su trabajo en la educación; saca a una universidad de la medianía y la decadencia, y la proyecta en el camino de la excelencia. "Señor decisión" es uno de sus apodos.
Ya mayor, por un malentendido es acusado de racista de un modo absurdo. Se defiende apelando a la razón, y la lucha es feroz. Muere de repente su esposa, entonces enloquecido dimite.
Pero en un par de años vuelve a ser una persona con fe en la vida, de la mano del sexo: Viagra y una joven amante, una empleada de limpieza analfabeta. Entonces la sombra de la desaprobación se cierne sobre él, pero muere -probablemente asesinado por el ex marido de su amante, un enloquecido veterano de otra guerra, que mezcla en su afán de destrucción un discurso antisemita.
Esta es la parábola de Coleman Silk, abatido por quienes lo acusan de blanco racista y de judío intelectual; justo a él, que a los 20 años era un negro estudioso y buen deportista.

Es una novela entretenida, escrita de modo llano y directo, por quien conoce el oficio de escrbir. Que tiene sus baches, es despareja, y pierde el foco algunas veces, también puede decirse.

Toda la trama está intercalada de discursos indignados.
Es el rezongo -o la protesta enfurecida- de los viejos conservadores, que reniegan de sus contemporáneos. Algo muchas veces visto, en lo cual poco a poco estamos cayendo todos, de la mano de los años.
La protesta es contra la estupidez, encarnada en primer término por el gremio académico, siempre corrido por izquierda, que simplemente se niega a usar la razón y se rinde al tabú, que vive temeroso de ser desaprobado, que se mueve en manada, que es cobarde de corazón.
Luego, hay un personaje donde Roth encarna una estúpida mujer, una "intelectual" educada en Francia, llena de vanidad, prejuicios, una miserable en suma; y luego la castiga sin guardarse nada, pero dando la sensación que está castigando (con justicia) a todo un grupo nefasto. Pone en una profesora lo peor de la tontería feminista pero como no hay ni una mujer sensata en la trama, nos queda la sensación que opinó de todas.
La indignación suele dar fuerza al discurso, por ejemplo, en este libro.

Entretenida, pero para tomar con pinzas.
La prosa, nada fuera del estilo de los últimos dinosaurios norteamericanos: Updike, Roth, Bellow, Vidal.

[...]sobre todo en la década de 1990, enseñar a la que sin duda es la generación más estúpida en la historia norteamericana,[...]

7 comentarios:

  1. Todavía no he leído nada de este hombre... y no me animas mucho :)

    ResponderEliminar
  2. Si seguís buscando los torneos de Dios, avisame quizás te pueda ayudar...

    (kikobellouard@hotmail.com)

    Slds.

    ResponderEliminar
  3. excelente novela los personajes de Les y Faunia Farley son muy buenos también,recomiendo la lectura de PASTORAL AMERICANA Y LA CONJURA CONTRA AMERICA.

    ResponderEliminar
  4. Palimp roth es un excelente escritor no dejes de leerlo por una mala critica, te va a sorprender

    ResponderEliminar
  5. He leido algunas novelas de Roth, especialmente "Me case con un comunista" y "Pastoral Americana". Creo que "La Mancha humana" es de las mejores. Concuerdo con que, en prinicpio y solo de forma superficialmente, hay un discurso que podria cruzarse con lo conservador, con eso de "los viejos tiempos fueron mejores". Sin embargo creo que eso es quedarse solo en la superficie. Una de las grandes virtudes de Roth es el calar con una profundidad inusitada en los vericuetos de los caracteres de los personajes. Roth tiene un don no comun en la literatura americana moderna, de entrar en las fisuras de los personas, de presentarlos desde muchas perspectivas distintas, voltearlos y volver a voltearlos. El personaje de Coleman Silk no es en modo alguno un heroe al estilo clásico y Roth se da el lujo de no heroizarlo, pudiendo hacerlo. Podría haberlo transformado en una victima, y aparente y superficialmente lo hace. Una lectura mas profunda muestra a un Silk absolutamente contradictorio, cruzado por los dilemas sociales de su propia epoca y encarnándolos en su sufrimiento y su rabia.Es cierto que la construccion del personaje de Delphine es a ratos perversa, pero no concuerdo en lo relativo a la vision global que presenta de las mujeres. Si Delphine es producto de esa educacion de elite francesa, Faunia es su contrapartida natural, el producto de una clase alta venida a menos que es la causante de la marginalidad mas profunda en que cae.
    El personaje de N. Zuckermann (que no es otro que el mismo Roth) no se rinde a la evidencia de la rabia de su personaje, sino que es capaz de investigar a fondo en él, de captar magistralmente sus matices mas profundos.
    En suma, creo que es una gran novela. Animo a todos a leer a Roth y en especial "Me case con un comunista" que creo que presenta como en "La mancha humana" personajes igualmente contradictorios.

    saludos

    Pedro Guerra

    ResponderEliminar
  6. Tengo un buen recuerdo de esta novela, así que también animo a todos a leerla. Los baches que pueda tener no son tan importantes como la historia de Coleman Silk.

    ResponderEliminar
  7. es una buena novela. hace una radiografía de temas que tocan fibras sensibles de la soceidad estaodunidense. y la trama tiene puntos altos en los que el lector se engancha totalmente.

    ResponderEliminar