sábado, julio 29, 2006

Amélie Nothomb. El sabotaje amoroso

El sabotaje amorosoNovela en primera persona, o autobiografía de una niña. Hija de diplomáticos, vive entre 1972 y 1975 en el gueto diplomático de Pekín, después de haber dejado su primer hogar: la embajada belga en Japón.

Como otros relatos de niños -pienso en Mi planta de naranja lima, y El imperio del sol- el autor es siempre un adulto que recuerda y trata de olvidar que es mayor. O de disimularlo.

Los hijos de los diplomáticos forman una tribu -abandonados por sus padres que a su vez están en una isla cercados por la cortina de bambú del comunismo y desesperan de entender alguna vez a sus anfitriones. Y reeditan la guerra: que forzado por las circunstancias se traduce en aliados contra alemanes orientales. En ese ámbito, llega una italiana hermosa y fría. Que se llama Elena, y que es adorada por todos y amada por la relatora, sin límites.

La búsqueda del amante es ser amado, y Elena solo entiende de súbditos. Esa tensión sería el nudo de la novela. Pero claro, son niños entre cinco y once años, así que el lector no se conmueve porque estamos ya viejos para recordar o compartir esas angustias.
Pero por suerte hay otros contenidos muy disfrutables: las aventuras de los niños; los apuntes políticos.
Es floja cuando se interna en reflexiones que encima de no ser gran cosa, están contaminadas por la mezcla de visión infantil y relato adulto. Por ejemplo, se cita a Stendhal; no puede ser la criatura quien lo hace pero tampoco se identifica al escritor posterior que sería el que puede hacerlo (citar a Stendhal).
Pero son baches.
Los episodios infantiles valen la pena. Y termina con un epílogo necesario, exacto y brillante. Que nos hace cerrar el libro con una sonrisa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario