miércoles, junio 28, 2006

Pedro Zarraluki. Hotel Astoria

Historia donde los hechos se precipitan desde la página primera; empezando por la suicida que vuela y con gran puntería desnuca con su vientre a un consejero de estado que por puro azar se tomó 5 segundos para encender un habano fatal al salir del hotel Astoria.
Y aparecen los personajes de similar manera, sin preámbulos ni explicaciones. "A ver de que se trata" dice el lector; pero la intriga se devela en dos capítulos, luego sigue un relato lineal de lo que acontece. Con un gran ausente, el suspenso.
Los personajes no se levantan de los negros renglones, no toman vuelo ni carnadura. Tampoco tienen atractivo; son grises, opacos y deslucidos. Poco puede importarnos entonces su suerte.
Finalmente termina la historia, de lo más vulgar.
Quizás quiso el autor mostrar una época sucia con un relato del mismo color; pero entiendo que se trata de una novela mediocre, con demasiadas faltas.
Se lee fácil, eso sí.

1 comentario:

  1. No es de las mejores del autor. Te recomiendo 'Para amantes y ladrones' y huye de 'Un trabajo difícil'

    ResponderEliminar