martes, abril 18, 2006

Michel Houellebecq. Posibilidad de una isla

En esta entrevista de 2001, dice "soy mejor que los otros en las escenas de sexo." En esta novela no se nota, frío muy frío. O será la españolísima traducción, pero ni entibia.

Esta novela tiene dos planos, que no se cortan ni se intersecan ni se rozan. En uno de ellos el protagonista -que relata- hace de superado enfant terrible, y genera la mayor parte del libro con desabridas escenas de sexo, con incorrección política y supuesta profundidad (que no veo que pase de rascar un poco los periódicos). Ingenio y cinismo no implican inteligencia. Entretenimiento sí; se deja leer de un tirón. En cuanto a la trama no es mas que un relato lineal con un par de muertes (más también).
En la segunda parte -que se intercala en el relato de la primera- de la nada hace aparición una distopía, y se rellenan páginas con veladas descripciones. Y poco claro queda el estado de las cosas.
Me doy cuenta que la ciencia ficción del final para el autor corresponde a la evolución inevitable de la sociedad como se la describe al inicio. Pero no me convenció. Le faltan fundamentos. Y le falta mucha vida al relato.

1 comentario:

  1. decir que es el mejor para las escenas de sexo es lo mismo que decír que uno es el mejor para el sexo.
    tal como sucede en la literatura, uno no puede ser el mejor en el sexo porque las mujeres son todas diferentes y los gustos también. entonces, no hay forma. un absurdo de este muchacho.

    saludos.

    ResponderEliminar