miércoles, enero 21, 2004

Las grandes aguas

Rodrigo Fresán escribe bien, con inteligencia y elegancia.
Tiene un problema de caudal.
Leerlo es como darse un baño bajo las cataratas del Iguazú. Para respirar hay que salir. Y volver intimida: es un torrente abrumador.

Por algo de esto debe ser que Historia Argentina es todavía su mejor libro, donde cada párrafo no cuenta tres, cuatro o cinco cosas al mismo tiempo.

1 comentario:

  1. Con todo respeto, fresán no es muy bueno que digamos. y su mejor libro, su único libro bueno (humilde opinión) es historia argentina. intenté con trabajos manuales, un bodrio del que no pude pasar las 80 páginas. no para de repetir comentarios superficiales, uno tras otro, abrumador, aburrido, dios santo qué se le habrá ocurrido para escribir eso? mantra, empezó como los capos, luego se capo. no dice absolutamente nada interesante. a ecepción, claro, de los datos sobre la historia de méxico, fantásticos, que son más interesante cuando se las busca y se las encuentra, más completas y mejor redactadas, en google. no para de repetirse. sus archilaudatorios artículos pagados por grandes editoriales son lo mejor que escribe, pues te cuenta qué editorial hizo esto, dónde conseguir un ejemplar, ese tipo de cosas. mantra me tomó cuatro meses, pero pude terminar el libro. vidas de santos, no pude pasar de la página tres. soy un mal lector, soy descortés con fresán. es por eso que superé todas las ganas de volver a vender sus libros o cambiarlos por otros. quizá en unos años me encante. estas cosas son posibles.
    Saludos

    ResponderEliminar